Marina Pérez Montiel: 30 años de aventura en la industria

74

Empresaria, economista y madre de familia, Marina Pérez Montiel es una de las muchas mujeres que en la actualidad están cambiando la cara del sector RAC. Conócela.

Ricardo Donato / Fotos: cortesía de Refrihogar

Con más de tres décadas dentro de la industria de la refrigeración y el aire acondicionado (RAC), la Lic. Marina Pérez Montiel comienza a cosechar los frutos de haberse arriesgado a participar en un sector dominado por varones. Aunque confiesa que no fue fácil ganarse la confianza, respeto y credibilidad de los hombres del negocio, gracias a su trabajo constante y entusiasmo logró demostrar su valía.

Hoy, la empresaria es una de las 18 mujeres reconocidas por el informe Women in the Refrigeration and Air-conditioning industry: personal experiences and achievements, elaborado por la división OzonAction del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en 2019. Según este documento, las mujeres constituyen tan sólo entre el 10 y el 20 por ciento de los 12 millones de personas que laboran en la industria RAC a nivel global.

La Lic. Marina Pérez Montiel pertenece a ese porcentaje, sobresaliendo como empresaria y promotora de las buenas prácticas en la industria. Refrihogar es su negocio, el único local certificado como Centro de Recuperación y Reciclado de Gases Refrigerantes (CRR) en Oaxaca, certificación avalada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Cero Grados Celsius tuvo la oportunidad de conversar con ella acerca de sus tres décadas de aventura en la industria RAC, así como de su perspectiva acerca del papel de las mujeres que integran el negocio.

Cero Grados Celsius (CGC): Usted fue reconocida por OzonAction como una de las mujeres líderes de la industria RAC a nivel global. ¿Cómo se siente al respecto?
Marina Pérez Montiel (MPM): Por supuesto que me siento muy orgullosa por haber sido reconocida. Vivir en un estado como Oaxaca es un tanto difícil, sobrevivir a la competencia y a la falta de oportunidades, pero siempre buscamos mostrar nuestras capacidades y tenemos ganas de salir adelante. Realmente ha sido una experiencia muy satisfactoria. Hoy en día, hay muchas más mujeres y muy capaces en la industria, pero hace 30 años éramos muy pocas.

CGC: ¿Cómo llegó a la industria RAC?
MPM: Como muchas personas llegué a la industria del frío en busca de una oportunidad de trabajo. Yo estudié la licenciatura de Economía, pero mi padre era técnico en refrigeración y, en determinado momento de mi vida, quise tener un negocio propio para brindarle tiempo de calidad a mis hijos. Así que cuando se me presentó la oportunidad decidí poner una refaccionaria, siguiendo la tradición familiar. Entonces, se combinó la experiencia de mi padre y mi formación profesional para sacar adelante el negocio. Refrihogar lleva más de 30 años. Inició como un comercio de venta de artículos para que los técnicos compraran gas, filtros, compresores, etcétera. Yo tenía exactamente 30 años y tenía a mi hija recién nacida, así que dediqué todo mi esfuerzo a impulsar la refaccionaria.

CGC: ¿Cómo describiría su experiencia durante estas tres décadas al mando de una empresa como Refrihogar?
MPM: Emprendí una aventura, esa es la verdad, porque no tenía experiencia. La capacidad técnica era de mi padre y con su guía fui formando el negocio. Hace 30 años en Oaxaca apenas había uno o dos establecimientos que se dedicaban al negocio y, de alguna manera, irrumpir en este escenario como mujer era algo totalmente novedoso. Como muchas otras mujeres del sector tuve que enfrentarme a la falta de confianza. Me preguntaban todo el tiempo: “¿De verdad sabes para qué sirve esta pieza? ¿De verdad me puedes aconsejar como técnico?”. Afortunadamente, conté con el apoyo de mi padre, pero también creo que buscar capacitación profesional es fundamental. Al principio fue difícil abrirme camino en un sector que estaba dominado por hombres. Ganarme la credibilidad de una mujer líder y empresaria del este sector fue lo más complicado.

Es importante que quienes llevamos años en la industria contemos nuestras experiencias para que las mujeres que van iniciando puedan tener más confianza y convencerse que la capacidad, la inteligencia y el empuje no están reñidas con el género”: Marina Pérez Montiel.

CGC: ¿Se ha incrementado la participación de las mujeres en la industria?
MPM: Las mujeres estamos irrumpiendo en muchos sectores. Conozco a muchas que han emprendido sus propios negocios o que son técnicas, algunas con formación universitaria, pero dado que sus familias se han dedicado al negocio de la refrigeración terminan siendo parte de la industria, incluso como instaladoras.

En mi caso yo no instalo, sino que primero tuve un desempeño comercial y luego dirigí una empresa. Algunas mujeres pertenecen a organismos internacionales con los cuales he tenido la oportunidad y la suerte de trabajar. Ellas dirigen y desarrollan las normativas para la participación y la capacitación de los técnicos. Cada vez hay más participación a nivel técnico, directivo y administrativo, así como en la capacitación. Por supuesto, aún falta sumar a muchas más mujeres a la industria, pero poco a poco nos estamos empoderando.

CGC: ¿Qué se puede hacer para impulsar más la inclusión femenina en el sector?
MPM: Es importante que quienes llevamos años en la industria contemos nuestras experiencias para que las mujeres que van iniciando puedan tener más confianza y convencerse que la capacidad, la inteligencia y el empuje no están reñidas con el género. Yo creo que nosotras estamos totalmente preparadas para irrumpir en cualquier sector. Realmente podemos ver que hay muchas mujeres preparadas, no sólo a nivel técnico, sino en un grado académico que contribuyen enseñar e incrementar la participación de más profesionistas. Ojalá algún día tengamos una ingeniería en refrigeración, eso sería excelente porque esta disciplina también ha sido vista como un área menor. Sin embargo, como vimos en estas épocas de pandemia y emergencia sanitaria la industria de la refrigeración y el aire acondicionado es de suma importancia y merece tener su especificidad.

CGC: ¿Qué servicios brinda actualmente Refrihogar?
MPM: Somos especialistas en refrigeración y aire acondicionado, pero brindamos servicios de mantenimiento integral a diferentes empresas como tiendas de conveniencia, hoteles, restaurantes, etcétera. Realmente vemos el mantenimiento como una parte de suma importancia. Algo de lo que estoy muy orgullosa es que ahora tenemos una asesoría ambiental con un enfoque en la profesionalización.

Nuestro objetivo es hacer más conscientes a todos los que participamos en el sector de que manejamos residuos tóxicos y, en consecuencia, tenemos que saber cómo manejarlos. Yo tuve la oportunidad de aprender en diversos cursos acerca del cuidado ambiental. Ahora gracias a la capacitación puedo compartir ese conocimiento con los técnicos para darles alternativas sustentables y asesorarlos sobre las buenas prácticas para el manejo de refrigerantes.

CGC: Son el único Centro de Recuperación y Reciclado de Refrigerantes certificado por la Semarnat. ¿Cómo lograron esta importante certificación?
MPM: Hace más de 12 años fuimos invitados a un proyecto avalado por el Protocolo de Montreal y la ONU para el Desarrollo Industrial donde se abordaba el manejo y reciclado de refrigerantes para evitar soltar estas sustancias a la capa de ozono. Luego, tramitamos una licitación con la Semarnat, nos sometimos a una serie de exigencias técnico-administrativas y de ahí accedimos a una capacitación fundamental para nuestro desarrollo. También participamos en el famoso programa “Cambia tu equipo viejo por uno nuevo”, para la destrucción de equipos obsoletos, y luego nos integraron a las actividades para la eliminación de CFC, el Freon 22, etcétera.

Refrihogar es uno de los pocos CRR certificados a nivel nacional. Somos una empresa polifacética, podemos ser refaccionaria, taller, empresa de mantenimiento, en fin, hacer de todo. También ofrecemos servicios a otros estados porque así nos lo solicitan algunas empresas, pero básicamente nuestro negocio está en Oaxaca; además de la ciudad, estamos presentes en las regiones del Istmo, en la costa, etcétera. Algo que distingue al Centro de Recuperación de Refrigerantes es que contamos con el permiso para el reciclaje de residuos peligrosos en la modalidad de refrigerantes.

CGC: ¿Cuál es la importancia de la capacitación y de las buenas prácticas para los prestadores de servicio técnico?
MPM: Debemos entender que la capacitación es importantísima porque nos conduce a la profesionalización de nuestro oficio y al reconocimiento de nuestras fallas para seguir trabajando y ser mejores. Es tarea de todos lograr que la sociedad se vuelva partícipe de estas acciones, desde las empresas y municipios hasta con cada una de las personas que tratamos. Debemos lograr que la labor de los prestadores de servicio técnico sea cada vez más reconocida y mejor remunerada.

REFRIHOGAR
Rayón #808 B, Col. Centro
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
C.P. 68000
Teléfonos: (951) 516 3032
(951) 516 3518

MARZO – ABRIL 2022