DEMETER VIII, LA OPERACIÓN ADUANERA INTERNACIONAL EJECUTÓ INCAUTACIONES DE HFC Y HCFC

212

La Organización Mundial de Aduanas (OMA) anunció los resultados de la Operación DEMETER VIII, una acción coordinada cuyo objetivo es interceptar envíos ilegales de desechos peligrosos, especialmente plásticos, así como hidrofluorocarbonos y sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO). Estos productos están regulados, respectivamente, por el Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de Desechos Peligrosos y su Eliminación y el Protocolo de Montreal relativo a las SAO.

Todos los estados miembros de la OMA fueron invitados a unirse a la operación del 2022. Las agencias de aduanas de cinco estados miembros investigaron 13 casos que resultaron en incautaciones de 25 toneladas de sustancias controladas, que incluían tanto HCFC como HFC.

Sr. Jim Curlin, Jefe de Acción por el Ozono del PNUMA, elogió el trabajo de la OMA y los socios de esta iniciativa: “Las operaciones de alto perfil como la Operación DEMETER VIII de la OMA son vitales para mantener al elemento criminal a la defensiva, huyendo y, con suerte, sacarlos del negocio. Los comerciantes ilegales socavan los compromisos nacionales y las obligaciones legales, contribuyen a dañar la salud humana y el medio ambiente, exacerban la crisis climática, afectan negativamente a las empresas honestas y amenazan a los consumidores. Afortunadamente, contamos con aduanas y otros organismos encargados de hacer cumplir el Protocolo de Montreal al garantizar que el comercio internacional de sustancias controladas se controle cuidadosamente, que los sistemas de licencias y cuotas estén vigentes y se respeten, y desenmascarar, prevenir y luchar contra el comercio ilegal”.

Los controles que implementan con éxito los países para cumplir con los objetivos del Protocolo de Montreal dan como resultado que los HCFC y los HFC se encarezcan a medida que su suministro se vuelve más restringido. Esto genera condiciones para que los delincuentes infrinjan la ley para obtener ganancias.

El comercio ilegal de HCFC y HFC se sigue detectando en todo el mundo, ya que los delincuentes intentan evadir los controles y ganar dinero suministrando sustancias que ya no deberían estar en uso. La comunidad global ha logrado retroceder esta tendencia mediante iniciativas específicas como la operación DEMETER VIII en curso. Lo anterior junto al fortalecimiento de las capacidades de las agencias de aduanas con respecto a las sustancias controladas por el Protocolo de Montreal y otros productos ambientalmente sensibles.

La operación DEMETER VIII fue dirigida por la Secretaría de la OMA, la Oficina de Enlace de Inteligencia Regional para Asia/Pacífico (RILO A/P) y la Aduana de China, con la asistencia de una Unidad de Coordinación Operativa con sede en RILO A/P en Seúl, Corea del Sur.

Redacción, con información de ONU Medio Ambiente