Instalación de evaporadores en cámaras de refrigeración

2306

Existen dos tipos de cámaras de refrigeración, regulares e irregulares, según el lugar donde se instalen. Para las últimas se debe tomar en cuenta un conjunto de consideraciones previas, tema sobre el que trató el curso más reciente de la ANDIRA

La “Ubicación y distribución óptima de evaporadores en cámaras frigoríficas de formas irregulares” fue el título de la sesión técnica de octubre que ANDIRA organizó para impulsar las buenas prácticas en la industria de la refrigeración y el aire acondicionado (RAC). El curso estuvo dirigido por el ingeniero Víctor Daniel Hernández, especificador de Producto de la División Refrigeración y apoyo a ventas técnicas en Sistemas VRF en Rheem de México, cuyo distribuidor autorizado es Equipos de Refrigeración Cuitláhuac. El programa incluyó un repaso acerca de la importancia del calzado industrial para seguridad de los prestadores de servicio técnico. Después, el ingeniero Hernández habló sobre la instalación de las trampas de vapor en las cámaras frigoríficas, la cual debe realizarse por fuera de la cámara con una pendiente de 1 cm por cada 30 cm de longitud. Señaló que cuando la cámara se encuentre por debajo de los 0 °C será necesario contemplar una resistencia eléctrica de 20 W/pie y de 30 W/pie en aplicaciones por debajo de los 29 °C para las tuberías de cobre tipo M. Posteriormente, el experto de Rheem de México dijo que las cámaras de frío mantienen una temperatura menor al ambiente para asegurar que los productos conserven sus propiedades por más tiempo, con ayuda de equipos que extraen y expulsan el calor interior.

El ingeniero Hernández mencionó detalles acerca la ubicación y distribución óptima de evaporadores en cámaras frigoríficas de formas irregulares. Aseguró que la zona donde se instalan los sistemas de pared se denomina cámara de retorno. Es ahí donde “el aire del espacio entra hacia el serpentín del evaporador para lograr el intercambio de calor entre el refrigerante y el o los cuerpos contenidos en los recintos”. Una característica particular de las cámaras de frío irregulares es que muchas veces se adaptan al espacio donde se ubicarán, ya que los ángulos internos suelen ser menores o mayores a los 90°. Cuando se ubican en el exterior, las alturas deben considerar el declive pluvial, por lo que llevan pendientes. El representante de Rheem de México compartió los procedimientos para el levantamiento de la cámara de refrigeración y la ubicación del evaporador para optimizar su operación y evitar obstrucciones a su funcionamiento. Luego, dio algunos ejemplos de ubicación de los evaporadores, aunque hizo hincapié en que esos casos no deben tomarse como referencia, pues cada proyecto tendrá sus propias características. “Las líneas de refrigeración (succión y líquido), fuerza y control deben ser lo más rectas posibles cuando van por fuera de la cámara y utilizar cambios de dirección que se adapten a los ángulos internos o externos de los recintos”, precisó Hernández. El experto añadió que los evaporadores deben instalarse lejos de los accesos, o bien, considerar la longitud del equipo para evitar el flujo de calor hacia el serpentín. Para ello recomendó el uso de cortinas plásticas o de aire para crear barreras que impidan la entrada de calor. Asimismo, las instalaciones mecánicas, de control, eléctricas y sanitarias deben realizarse utilizando los menores cambios de dirección. El ingeniero Hernández concluyó la sesión con una recomendación: “Puede existir más de una solución que satisfaga el ahorro de espacios y energía de los distintos sistemas involucrados en la instalación, pero siempre respetando el área de retorno del aire al evaporador al instalar los equipos dentro de los recintos”.