Aprende más acerca del sobrecalentamiento.

234

Fiel a su compromiso de apoyar el aprendizaje y capacitación de los prestadores de servicio RAC, el último curso técnico organizado por la ANDIRA abordó los aspectos esenciales del sobrecalentamiento en los sistemas de frío.

Redacción

Con el objetivo de explicar el uso y recalibración del sobrecalentamiento (superheat) en sistemas de refrigeración y aire acondicionado (RAC), se llevó a cabo a finales de marzo un nuevo curso técnico de la Andira. En esta ocasión, la capacitación corrió a cargo Adrián García, ingeniero senior de Soporte Técnico en Danfoss México, empresa que fungió como marca patrocinadora del evento.

El ingeniero García dijo que el sobrecalentamiento es un proceso que consiste en agregar calor al refrigerante, toda vez que la última gota líquida de éste se ha evaporado. Su función principal es proteger a los compresores de un posible regreso del refrigerante en estado líquido, lo que tiene un impacto en la eficiencia energética del sistema RAC.

El experto de Danfoss explicó que existen dos tipos de sobrecalentamiento, el primero es el útil porque absorbe calor del producto que se quiere enfriar y puede controlarse a través de la válvula de expansión. El segundo, prosiguió, es el calor exterior que entra por la tubería hacia el refrigerante. Éste se procesa, condensa y se manda a través de todo el sistema para absorber su energía como consumo de corriente en el compresor.

“Entre menor sobrecalentamiento tengamos, más eficiente será nuestro sistema, así como la temperatura de descarga”, aseguró el ingeniero García. Si dicho proceso no se controla, destacó, puede generar problemas de lubricación, dado que los aceites se degradan con el exceso de temperatura.

Para medir el sobrecalentamiento, añadió el experto de Danfoss, se requieren de ciertas herramientas como el manómetro, las tablas de presión de temperatura y un termómetro de contacto. En este punto, indicó, la temperatura del refrigerante no puede ser inferior a la que está en el evaporador. Esto porque el sobrecalentamiento no puede ser negativo. Lo anterior, sin embargo, puede suceder debido a un error en la toma de presión u otros factores como una mala selección del refrigerante.

La capacitación técnica también abarcó el buen funcionamiento de las válvulas de expansión, que son las encargadas de ajustar el flujo del refrigerante dentro del evaporador en función del sobrecalentamiento. El especialista aseguró que la ventaja de las válvulas electrónicas es que pueden programarse de acuerdo con el sobrecalentamiento de cada refrigerante, mientras que las termostáticas deben tener una selección previa al sistema.

Por último, el ingeniero García comentó que la correcta selección del refrigerante depende en gran medida de la aplicación RAC, las condiciones y el presupuesto de cada proyecto, así como de los avances en la regulación de cada país.