Recuperación de calor y ahorro energético

62

En su primera sesión técnica del año, la ANDIRA ofreció un webinar acerca de las soluciones HVACR que contribuyen a la eficiencia energética y la reducción de gases de efecto invernadero

Redacción

El webinar de enero organizado por la ANDIRA estuvo a cargo del ingeniero Pedro Machain, CEO de Ecochillers, quien habló acerca del funcionamiento y las ventajas de los equipos de recuperación de calor. Esta tecnología, comentó el directivo, es una “excelente solución” que puede ayudar a reducir el impacto ambiental de la industria y mejorar la eficiencia energética en las instalaciones de refrigeración y aire acondicionado (RAC): “La oportunidad está en poder transformar o recuperar el calor que genera el enfriamiento de los productos o los edificios y usarlo para poner en marcha otros procesos, en lugar de sólo tirarlo a la atmósfera”, afirmó Machain.

El ingeniero Machain expuso las características de los chillers por recuperación de calor (heat recovery), los cuales poseen un intercambiador y válvulas de cuatro vías que permiten tener agua fría y caliente al mismo tiempo, sin que se tenga que hacer un ciclo inverso. Estos equipos pueden funcionar como cuatro en uno, pues cada circuito puede trabajar de manera diferente, ya sea tipo bomba de calor agua/ agua, para generar agua fría y caliente, tipo recuperación de calor, o bien, como enfriador aire/agua. Además, las cuatro partes también pueden operar juntos en una misma función, dependiendo de cuál sea la necesidad del cliente final.

El ingeniero Machain aseguró que, en la mayoría de los casos, la inversión de estos equipos se paga en menos de un año y que los consumos de gas se reducen hasta en un 80 por ciento. Finalmente, opinó que los sistema de recuperación de calor son una mejor opción que las calderas, pues son más seguros y no emplean combustibles. Para ello, recomendó usar sólo tuberías de CPVC aisladas, cédula 80 milímetros a la hora de trabajar con agua caliente, ya que los diámetros grandes reducen la resistencia.

La segunda parte de la conferencia corrió a cargo del ingeniero Daniel Casillas, quien mostró una comparativa de la huella de carbono entre las diferentes formas de calefacción que existen. Aseguró que los datos muestran que las fósiles son las que tiene un rango mayor, de entre 310-550 gr de CO2 por kWh de calor obtenido, contra las de energía solar, cuyo rango oscila entre 10-35 gr por kWh.

El ingeniero Casillas también presentó una comparativa del Coeficiente de Rendimiento (COP) que se utiliza para medir la eficiencia de los equipos de calefacción. Explicó que este valor sirve para identificar cuántas veces más energía térmica se está moviendo contra la energía eléctrica que se está consumiendo, y añadió que entre mayor sea el COP, mejor será la eficiencia. En este caso, las bombas de calor de aire son los equipos que presentan una mayor eficiencia con un COP mayor a 3. El ingeniero Casillas concluyó diciendo que es importante que la industria sepa aprovechar los recursos y la ubicación geográfica de cada región, a fin de usar las tecnologías más adecuadas para ayudar a reducir el COP y la huella de carbono de los equipos.

MARZO – ABRIL 2022