La buena CAI puede prevenir LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

149

Hoy en día, la gente presta más atención a su salud y a cómo prevenir contagios, sobre todo en temporadas invernales donde la gripe y las infecciones virales comienzan a presentarse con más frecuencia. En este contexto, procurar la calidad ambiental interior se revela como el mejor aliado

Redacción, con información e imágenes de Trane

Una vez que llega el invierno comienza el descenso fuerte en las temperaturas en México, principalmente en zonas altas y la región norte del país, donde según el Servicio Meteorológico Nacional se esperan temperaturas mínimas de -10 a -5 grados centígrados.

El resfriado común, la gripe, la influenza, el Virus Sincitial Respiratorio (VSR) y la covid-19 promueven enfermedades respiratorias con síntomas muy similares, lo que dificulta diferenciarlas. Sin embargo, a pesar de que son causadas por diferentes virus, se propagan de la misma manera; cuando una persona enferma tose o estornuda a menos de un metro; o también en espacios interiores mal ventilados, debido a que los aerosoles permanecen suspendidos en el aire. Por ello, enero y febrero son un buen momento para considerar mejorar la calidad del aire interior (CAI) en nuestros hogares, oficinas y espacios cerrados, en la búsqueda de mantenernos saludables y evitar contagios.

CAI para disminuir contagios
La mayoría de las personas pasa alrededor del 90 por ciento del tiempo en espacios interiores: “En algunos lugares compartimos aforo con otras personas, ya sea en la oficina, escuelas o el transporte público, por lo que la calidad del aire interior también juega un papel importante para ayudar a prevenir enfermedades”, afirma el ingeniero Carlos García, director General de Trane México.

Dos de los factores clave que pueden controlarse en espacios interiores para ayudar a reducir el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias son el control de la humedad interior y el uso de filtros de aire para eliminar microorganismos y patógenos.

Manejo de la humedad interior
En zonas de baja temperatura, no hay nada mejor que entrar a una casa o edificio cálido y acogedor. Sin embargo, estos espacios enfrentan un gran desafío y es que hacer funcionar su sistema de calefacción también seca el aire interior.

Diversos estudios comprueban que es más fácil que los virus permanezcan en el aire por más tiempo cuando la humedad interior es muy baja o muy alta. Esto debido a que nuestras defensas biológicas (membranas mucosas) son más fuertes cuando la humedad relativa está entre 50-60 por ciento.

“Mantener los niveles adecuados de humedad en el hogar o la oficina, puede reducir en gran medida las posibilidades de contraer enfermedades transmitidas por el aire. La mejor manera de controlar la humedad durante el invierno es monitoreando los niveles de humedad a través de un termostato inteligente y un humidificador. De esta forma, tu casa se adapta automáticamente para brindarte confort y protección, dos aspectos que toda persona busca en su hogar”, añade el directivo de Trane.

Mantener limpio el aire interior
Los filtros de aire para espacios cerrados eliminan los irritantes comunes como el polvo, el polen y el pelo de las mascotas; sin embargo, no son lo suficientemente finos para eliminar partículas de virus. Para lograr esto, hay dos posibles soluciones en aire acondicionado que pueden trabajar juntas para mejorar la calidad del aire interior del hogar.

La primera opción es un ventilador que hace circular aire fresco en el hogar y expulsa el aire viciado y la contaminación de los interiores, mejorando la calidad del aire; la segunda es un filtro de aire electrónico. La gran diferencia entre un filtro de aire estándar y uno electrónico radica en que los segundos usan celdas de recolección electrostática para capturar partículas. El diseño único permite que el aire fluya libremente y brinde más aire limpio al hogar.

Asimismo, el coronavirus continúa representando un problema de salud que afecta muchos aspectos de nuestras actividades diarias. Si bien la filtración de aire no es suficiente por sí sola para detener el virus, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha determinado que esta puede ayudar a reducir el potencial de transmisión de covid-19 en interiores, cuando se usa junto con el distanciamiento social y otras medidas de salud pública.

Las partículas de virus que causan la covid- 19 son generalmente demasiado pequeñas para ser capturadas por filtros de aire estándar y purificadores de aire portátiles. En lugar de un filtro físico, existen soluciones como el limpiador de aire CleanEffects® de Trane, que utiliza una tecnología electrostática altamente efectiva para eliminar el virus del aire y reducir la contaminación de los espacios interiores.

¿Qué otras medidas podemos aplicar para reducir los contagios?
Adicionalmente, diversas entidades de salud brindan las siguientes recomendaciones para ayudar a disminuir contagios:

• Lavarse las manos con frecuencia, durante 20 segundos, con agua y jabón, o usar un desinfectante para manos a base de alcohol.
• Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
• Mantenerse alejado de personas enfermas o aislarse en caso de que lo indique su médico.

De este modo, hoy en día contamos con la ventaja de contar con sistemas de aire acondicionado en casa o edificios que eliminan el virus de la gripe A y contaminantes del aire tan pequeños como esporas de moho, alérgenos, bacterias y polen. Esto ayuda en gran medida a mejorar la calidad del aire interior e, incluso, reducir la presencia de posibles desencadenantes de ataques de asma y alergias, lo que ayudará a proteger también a los más vulnerables.